lunes, 13 de octubre de 2008

Polvo de estrellas

Del maestro, Jorge Drexler, llegué a inspirarme. Fue solo un empujón lo que me dio, debo admitir, pues ya venía oliendo los aromas del amor en mi vida. Saber que la vida te enamora, la vida misma, es el sentimiento más placentero que se puede tener. Ser feliz, y encima de eso encontrar personas con quién compartir ratos de esta dichosa existencia en este insignificante planeta, es sencillamente hermoso. La vida te da sorpresas, te enseña a apreciar lo que tenés a mano y sacarle el jugo a la fruta. Qué rico es vivir. Y ese beso es la cereza en mi pastel.

Vale una vida lo que un sol, una vida lo que un sol vale.

Se aprende en la cuna, se aprende en la cama, se aprende en la puerta de un hospital. Se aprende de golpe, se aprende de a poco y aveces se aprende recién al final.

Toda la gloria es nada, toda vida es sagrada.

Una estrellita de nada en la periferia de una galaxia menor. Una, entre tantos millones y un grano de polvo girando a su alrededor.

No dejaremos huella, sólo polvo de estrellas.

Vale una vida lo que un sol, una vida lo que un sol vale.

Se aprende en la escuela, se olvida en la guerra, un hijo te vuelve a enseñar. Está en el espejo, está en las trincheras, parece que nadie parece notar.

Toda victoria es nada, toda vida es sagrada.

Un enjambre de moléculas puestas de acuerdo de forma provisional. Un animal prodigioso con la delirante obsesión de querer perdurar.

No dejaremos huella, sólo polvo de estrellas.

***
Bonus!!!

Jorge Drexler - Polvo de estrellas


De nuevo con ganas de un beso :)

3 comentarios:

Absulit dijo...

mi buen amigo, generalmente no veo el valor de las personas... cuando realmente son estas las que nos dan la razon para vivir, y me acabo de dar cuenta que algo que hice no lo hice como debia, que me equivoqué... que debia fallar de nuevo...

M!LK dijo...

Nunca hay que perder las ganas de un beso... aveces hasta contarlos hace bien ;)

Dave dijo...

Nunca se pierden las ganas de un besito rico, pero hay momentos en que de verdad querés uno, y no de cualquier persona... :)