miércoles, 11 de julio de 2007

Los hombres las prefieren rubias, y las mujeres también


Si tiene problemas con leer texto políticamente incorrecto mejor pare aquí y no lea más. De otra manera, siga leyendo y no diga que no le advertí. La imagen de la izquierda es por Pedro Uhart.



Políticamente incorrecto. En algunos contextos de nuestra sociedad igualitaria (casi bolivariana pero todavía no tanto) no se permite decir que uno las prefiere rubias. Sí, las Rumberitas que me provocan pensar en todo el kamasutra son mejores cuando son rubias. Esas chicas Pílsen que tanto embellecen los calendarios tienen que ser rubias. Rubias. Machas. Monas. Como quieran llamarlas.

Probablemente para usted que lee no estoy diciendo ninguna novedad. No hay nada que explicar porque usted mismo lo sabe, lo siente, lo ve y lo disfruta. El gusto por una machita de angosta cintura, amplias caderas y senos abultaditos parece estar alambrado a nuestro cerebro, ergo el éxito televisivo de series como Baywatch y de revistas como Playboy. Hablo en plural, hombres y mujeres.

No falta quien argumente que nos gustan las rubias por la influencia de los medios en nuestra adolescencia. Es comprensible porque seguramente llevamos tantos años siendo borbandeados por éstos bombones que el consciente colectivo no puede distinguir entre lo que le gusta y lo que le dicen que le gusta. Yo estoy en desacuerdo con esta teoría, y parece que algunos segmentos de la psicología también. Leí un poco de los autores Alan S. Miller y Satoshi Kanazawa, y me decidí a "adaptar" un poco su material para este post. Ver aquí y aquí si le interesa.

Mucho antes de la televisión, antes de que nuestros padres soñaran con los cónicos senos de Marilyn Monroe, las mujeres ya se teñían sus cabellos para parecer rubias. Hay evidencia de que ésta es una práctica que ya era común en la Italia del sigo 15 y 16, posiblemente extendiéndose tanto como 2000 años hacia atrás. Estudios recientes demuestran que en Irán, país con limitada exposición a la cultura occidental, las mujeres parecieran estar aun más preocupadas por su imagen corporal y quieren perder más peso que las mujeres a este lado del charco. Difícilmente podríamos atribuir las conductas de las hermosuras Iranianas e Italorenacentistas con la cultura pop post-Andy Warhol.

Que bella la evolución. Si el abejito busca darle su semillita a la abejita tetona, todas las abejitas van a ahorrar polen, lo van a apelotar y se lo van a meter bajo la blusa. Así de fácil, las mujeres quieren ser "bellas" y la rubia es el arquetipo a seguir. El cabello dorado, la cintura delgada, las caderas anchas y un hermoso set de bubbies incrementan el éxito de las féminas en atrapar galanes adinerados en factores exponenciales. Que lo diga yo, que las veo a todas pasar y terminar con tipos que tienen más plata que yo y que me llevan 30 años (lo de la edad es un efecto colateral del haber amontonado dinero, por desgracia el tiempo no perdona a nadie). Esos rocos por más feos que sean terminan con las Anna Nicole Smith ticas, y es una verdad universal e innegable tanto como que el día es día y la noche es noche.

Ahora bien, devolvámonos al tema: ¿por qué los hombres las preferimos rubias? Para tratar de responder esto hay que hilar fino y echar un poco para atrás.

Por selección natural (dice Darwin), los hombres buscamos mujeres jóvenes pues suelen ser más saludables que las mujeres viejas. Para la salud hay varios indicadores: uno muy certero es la apariencia física, otro resulta ser el cabello. Sí, usted señorita que hoy lee esto, esos anuncios de Sedal y Pantene tienen razón. Usted que se frustra porque su novio no nota cuando se arregla el pelo, créalo, está amarrado a los genes de reptil de su novio y él nunca lo va a notar pero siempre, siempre va a caer en sus redes con un cabello largo, sedoso, manejable, de comercial de tele. Tiene que ser largo porque eso le dice a los genes de reptil de su novio que usted ha gozado de buena salud por mucho tiempo. Él no lo sabe, pero lo entiende.

Estadísticamente (aunque por ningún lado pude encontrar estas estadísticas, valga la notación) pareciera ser que las mujeres incrementan su taza de fertilidad a mayor diferencia haya entre la circunferencia de la cintura y la de las caderas. Cintura de 60cm y caderas de 90cm significan muchos huevecillos en el cerebro de reptil de su novio, y eso es bueno. Para mujeres con medidas así es más fácil concebir y lo hacen a edades más tempranas por sus elevados niveles de estradiol y progesterona (y porque los tipos se les lanzan encima con el primer descuido).

Esto me recuerda el estereotipo de la muchacha que tiene figura de pelotita, casi tanta barba como yo y mal genio. Por lo general presentan problemas para quedar embarazadas, exactamente efecto contrario de la chica 90 60 90. No se ofenda por esto, sería como negar que el día es día y la noche es noche.

Ahora olvide todo lo que le acabo de decir porque en pleno siglo 21 ya nada de esto es cierto. El cabello se tiñe, las tetas de inflan con silicona, la cintura se reduce con liposucción y toda la grasa sobrante te la meten en las nalgas y caderas. Y que ni se hable de esos hermosos labios llenos de botox. Se mantienen los genes de reptil y va en aumento el embarazo en adolescentes 90 60 90, los cirujanos siguen haciendo fortuna con la silicona, los gimnasios pasan llenos y cobran en dólares, los hombres seguimos acumulando dinero para impresionarlas, la tierra sigue girando en torno al sol y cada día sabemos más y entendemos menos. Y nos importa aun menos porque hay muchas cosas sexys que hacer en lugar de oír a unos ñoños hablar de estadísticas.

¿A vos te gustan las rubias?

10 comentarios:

Machika dijo...

hum... di... la verdad las prefiero de cabello negro (ojala korto)... bien blankitas eso si... y entre menos senos mejor!... pero di... es solo mi opinion personal en contra de la MEDIO planeta... tons supongo ke no cuenta! :P

Dave dijo...

Machika: ¡Para gustos hay colores! Si no fuéramos tan diversos y solamente computáramos nuestras acciones con los genes de reptil, o seríamos una raza perfecta o nos hubiéramos extinguido hace miles de años.

Yo soy de gusto ecléctico, pero había que mencionar a las rubias en un post porque es parte de nuestra cultura, no lo puedo negar. A mi me encantan sin importar el color de pelo, eso sí, me gustan de cabello largo, jovencitas (o sea, que sean máximo de mi edad jijiji), alegres, deshinibidas y con muchos temas de conversación. Lo de deshinibidas es importante, como lo dijo Tita en algún momento.

Reflexionando el tema, creo que es injusto hablar de gustos sin pensar en cosas tan subjetivas como la mentalidad o el espíritu, hasta la religiosidad. Pero bueno, el post se basaba más en lo meramente biológico. Cuando la necesidad y el instinto llaman hay abrirles la puerta, eso me lo dijo un borracho en chepe mientras orinaba ahí por el Mas x Menos de cuesta de moras.

U.A.S dijo...

Me hace gracia eso. Una vez vi un reportaje en National Geographic que hablaba de eso... De por qué alguien nos parece atractivo...

Los labios gruesos, las caderas afiladas; en los hombres, la quijada cuadrada a-là-Superman...

Me hace gracia lo que dice Machika, que va en contra de todas las leyes naturales, jajaja

Pocos senos indican (subconscientemente) que no es tan buena para amamantar a una cría como Anna Nicole Smith...

Pero si le hiciéramos caso solo a los instintos... Ave María, ¡qué sería de nosotros!

Dave dijo...

u.a.s: si solo le hiciéramos caso a los instintos hace rato no estaríamos, haríamos cualquier disparate que nos pasara por la cabeza.

Por ejemplo, cuando uno ve un bebe recién nacido siente algo muy rico, como que las babas se le salen y quiere pegarle un mordisquito. No creo que uno llegue a tanto como para moncharselo, pero por lo menos un masaje dental le tocaría.

Por el otro lado, puede que el mundo fuera más justo y deshinibido. La homosexualidad y la masturbación femenina no serían tabú, y probablemente la industria humana se dedicaría a satisfacer todos y cada uno de los placeres que tenemos (aunque en realidad es más o menos así).

Creo que seríamos igual de estúpidos como especie y las religiones se enfocarían en vivir la vida al mayor extremo universal (algo así como el budismo cruzado con el kamasutra) en lugar de enfocarse en los miedos a las prohibiciones del Dios judeocristiano. No se, son solo pensamientos.

Susana dijo...

Dave, me gusto tu blog!!!
este tema esta interesante...

Tengo que admitir que a las mujeres nos justa observar no solo a los hombres sino tambien a las mujeres... o por lo menos yo observo de todo y no juzgo a mi novio cuando admira la belleza de otras mujeres, creo que me asustaria mas si lo encuentro admirando mucho la belleza de otros hombres... pero en fin, a mi me parecen que hay mujeres atractivas de diferentes formas y colores... Ay! pero me quede pensando en algo, ustedes los hombres tambien observan la belleza de otros hombres? Los hombres los prefieren rubios?

Dave dijo...

Susana: gracias por el comentario, a mi me fascina tu blog. En cuanto a la admiración de la belleza masculina, yo al menos sí la noto.

Con mis amigos vacilo, les digo que Brad Pitt es un rico y que envidio al negrito de CSI Las Vegas (el mae tiene un porte muy elegante, aunque esté recogiendo mierda de la llanta de un carro). Cuando un hombre niega que puede distinguir si un hombre es atractivo o no, te miente: lo hace por miedo a que lo veas gay, por que le da miedo pensar en ver un pene aproximarse a él, por plana y llana homofobia.

Yo me siento cómodo con mi sexualidad, y si alguien me considera gay por poder distinguir qué hombre es guapo, la verdad me importa de nada a absolutamente nada.

Si te tuviera que dar un estereotipo del hombre que me parece más atractivo, tendría que decir que es algo así como Leónidas el del la película 300, but in a second thought, probablemente es más una mezcla de envidia y admiración (al estilo paternal) que una atracción. En conclusión, me quedo con Shakira :).

Tita dijo...

mira que gracioso, hace como 3 o 4 años,salio un libro en Colombia revaluando el tema, el libro se llama:"los caballeros las prefieren brutas" y aya que lo menciono es tema para algun post

Dave dijo...

Tita: gustos hay de todo, así como algunos toman en cuenta nada más que las piernas para elegir con quién se van a casar, otros toman otros criterios un poco menos perecederos.

En mi caso, como le decía hace un rato a una amiga, lo que me llama más la atención cuando conozco a una mujer es su cara, sus caderas y su mente... pero como conocer la mente de una mujer es tan dificil (de primera entrada al menos) o lleva tanto tiempo, suelo reservarme esas atracciones para mí mismo.

Ejemplo de un mujerón: Shakira. Cara=100. Caderas=100. Mente=100 (lo de la mente es por sus canciones y lo que dice, que no son puras burradas). Espero haberme dado a entender.

Anónimo dijo...

deverdad es preferible para los hombres una mujer como yo todos me lo?dicen rubia ojos azules cuerpo perfecto natural solo?me mantengo en el gimnasio?pero las cosas que dice esa lectura son mentiras pues la que nacio?hermosa es porque dios asi lo quizo?y yo soy una soy perfecta fisicamente.

carol dijo...

Bueno...el cabello no tiene nada que ver todo esta en ser inteligente....astuta para conquistar un hombre, con color de cabello nadie trinunfa....como seamoss lo importante es tener actitud...para ser tratadas como reynas.....no andar pensando que de apariencia vamos a vivir....preparemonos para la vida...y veran que todo es bueno