lunes, 20 de agosto de 2007

Cacería Humana

Esta es una historia real, contada por un amigo mío a quien solamente llamaremos Juan. Alguien en la oficina dijo el sábado que solo Juan sabía hacer una tarea específica que el cliente necesitaba ASAP (as soon as possible). El fin de semana lo buscaron. El gerente de la empresa para la cual trabaja autorizó mandar a alguien a su casa para que lo encontrara e hiciera este trabajo que era de emergencia.

Juan estaba fuera de la ciudad y lo último que le pasó por la cabeza era que precisamente este fin de semana lo fueran a llamar... pagaron justos por pecadores porque tres compañeros de trabajo terminaron trabajando todo el domingo con el objetivo de cumplir las expectativas del cliente.

Por favor no crean que Juan es un irresponsable que no está dispuesto a ponerse el casco y sacar la manguera para apagar el incendio en la oficina; él ha hecho ésto muchas veces y tiene las cicatrices para probarlo. Ya le sacaron la vesícula y recién empieza a controlar su estrés.

Juan tiene muy claro dónde termina su trabajo y dónde empieza su vida, pero pregunto: ¿cuál es el valor de que los jefes lo entiendan también? Y en caso que realmente quieran tenerlo disponible el fin de semana, ¿por qué no le pagar para que esté on call? ¿dónde terminan los favores y empiezan los abusos?

¿Alguien más conoce de casos en los que la oficina hace toda una cacería humana por un recurso, o donde verdaderamente se borren los límites de la vida y el trabajo? ¿Qué comentario les merece este escenario?

15 comentarios:

Tere dijo...

Pues yo renuncie a mi antiguo trabajo pq para mi el estres estaba rondando los limites permitidos por mi persona y no valia la pena, por mas que me gustara lo que hacia.

Para mi, trabajar un sabado o domingo es algo casi impensable, por la sencilla razon de que prefiero levantarme a las 9 y quedarme perezerando en la cama con mi esposo, o levantarme a las 5 am e irme de paseo.

Mis prioridades son clarisimas, y el trabajo no esta al inicio de ellas, si bien me gusta trabajar y no podria no hacerlo, para mi, el trabajo es de 8 a 5:30, de lunes a viernes, y no me da ninguna pena ni verguenza a las 5:30 en punto levantarme de mi cubiculo e irme.

Varias veces me he quedado mas tarde, por que por A o B necesitaba terminar algo, y no esta mal hacerlo, de vez en cuando, pero jamas dejare que se convierta un habito.

Nunca me ha tocado una caceria como las tuyas, pero si me tocara todo tiene un limite, y uno sabe muy bien cuando ese limite esta rondando el abuso, en uno esta el poder de detenerlo.

Andrea dijo...

Tere: 100% de acuerdo con vos!!!

U.A.S dijo...

Bueno, lo mismo le pasa a mi papá. Por ejemplo, él va los sábados a trabajar (y no, no le pagan extras, pero si no, no termina).

Las dos semanas de vacaciones casi nunca las coge, y los pocos días que está en la casa, es una llamadera por todo, que yo prefiero decir: "No está".

Luego, que nunca ha llegado a la casa a las 7. Cuando es el cierre del mes, dura como una semana llegando después de las 13 (a veces hasta pasadas las 3) para levantarse a las 5 y llegar a las 7:30, media hora antes de su entrada.

Es injusto, sí. Y ha estado buscando trabajo, especialmente porque hay quienes trabajan menos que él en esa empresa y al jefe parece no importarle. El estrés es tanto, que su soriasis aumenta con el tiempo. ¿Renunciar? No puede, ya está viejo y en todos los lugares le han dicho eso, o que está sobrecalificado.

Las cacerías me recuerdan cuando mi papá está en la casa y dice que si suena el celular, no contestemos.

Me gustaría que fuera como Tere.

Tere dijo...

u.a.s:
lo que pasa con las cacerias es igual que con el efecto bola de nieve, llega un punto en el cual es casi imposible detenerlas.
Nunca es tarde, pero probablemente para tu papa sea muy dificil cambiar su trabajo ahora, la bola de nieve ya esta muy grande, pero es un clarisimo ejemplo par todos nosotros de que las cosas no tienen que llegar a ese punto para querer cambiarlas, es mejor hacerlo desde antes, al inicio, cuando es facil detener todo y empezar de cero otra vez.
Ojala tu papa encuentre un trabajo donde realmente lo valoren y le den lo que se merece.
Y como dicen por ahi, que cada uno agarre para su saco...

U.A.S dijo...

Gracias, Tere, tenés toda la razón... la bola de mi papá está muy grande...
mmmm...

Bueno, vos entendés... Espero que eso no me pase, porque yo me voy a dedicar a escribir en el blog y viviré como millonario con eso... (sí... claro)

Julio Córdoba dijo...

Dave:

Eso lo genera el mercado laboral contraído. Cuando las opciones laborales son pocas (aquí hay poca inversión) los salarios no crece -y hasta decrecen- junto con el trato al empleado. De ahí que se den arbitrariedades que pueden llegar al punto de "si no le gusta lárguese".

Una vez escuché a un abogado (que por cierto tiene su buen rango en una U privada) decirle a un colega subalterno: "si no le gusta el trabajo en la calle hay 5 mil abogados que lo harían por la mitad del sueldo". Por cierto al mae le pagaban $700 por el tiempo completo.

También una vez un burócrata le dijo a sus 30 subalternos: "el día X los quiero aquí aunque sea feriado y quien no llegue lo voy a perseguir".

Y entre menos inversión haya estos ejemplos abundarán más.

Caso contrario es el de mi esposa -para citar solo un ejemplo- que labora en un banco privado. Ella puede participar en la elección de su horario y si trabaja en día feriado, obviamente, le pagan lo que corresponde por Ley. Además dos veces al año le dan bonos por cumplimiento de metas y si logra ciertos objetivos mensuales también se los reconocen ¿Por qué? En banca no hay monopolios y los que verdaderamente están compitiendo (hay bancos que no son bancos) tienen que cuidar a su personal.

Cherry dijo...

por cierto yo ahorita estoy sufriendo porque mi jefa se fue del pais y quedo a cargo de la oficina y on-call. Lo cual significa que muy probablemente tenga que venir en mis dias libres aunque sea un rato, y si se despicha tere tengo que venir a arreglar a la pobrecita.

pero... PERO, cuando mi jefa esta, en el momento en el que salgo de la oficina me olvido del celular. si la gente se acostumbra a que por cualquier mierdita te llaman y contestas nunca te los vas a quitar de encima

Cherry dijo...

off-topic... pero ojo lo que me mandaron :|

http://www.smh.com.au/articles/2007/08/21/1187462212841.html

Dave dijo...

Tere:

Toda la vida te he admirado, pero con esa valentía ahora te admiro más. Hay que tenerlos bien puestos para renunciar por no querer estresarse mucho, y concuerdo con vos 100% que es la posición que todos deberíamos tomar. Voy a decirle a Juancito de esto.

Andrea:

¿Carewaba Juan más tonto, verdá?

UAS:

Mi papá me dice que él está cómodo en su actual trabajo y que no quiere buscar otro. Lo de cómodo es cierto, él vive por y ama a su oficina, ha sido su primer amor. Pero eso de que no quiere más bien es que no puede, o le costaría mucho porque el mercado ahora pide solo chamacos de 20 años que sepan hacer de todo. Suerte a tu tata en todo.

Julio:

Me gusta el ejemplo de tu esposa porque precisamente la banca es un ejemplo de las bondades del libre comercio: mejores servicios, consolidación de servicios nacionalizados y privados, competitividad, beneficios para los clientes y competitividad para los empleados también.

Cherry:

A vos y a Tere las vamos a hacer conferencistas anti estrés. Yo personalmente las voy a contratar para que le den una charla a Juancito.

Cherry dijo...

claro, cuando quieras :)

yo renuncie a mi trabajo anterior tambien porque me estaba matando el stress y se me iba a perforar el higado porque era la unica que hacia algo en esa oficina. Me pase para aca donde estoy ahorita y aunque gano menos $ que antes estoy mas tranquila. Lo que tu compa tiene que entender es que el necesita trabajar para vivir, no vivir para trabajar y eso hace muchisima diferencia. Dicen por ahi que la gente que se queda haciendo horas extra para terminar trabajos atrasados son mal vistos por los jefes, ya que no les alcanzan las 8-9 horas diarias para hacer todo lo que deben hacer. Los jefes tambien agradecen que uno se tome su tiempo libre, porque ellos saben que si no lo haces te enfermas, y un empleado enfermo es un empleado que no produce.

Mandame al Juancho, yo te lo terapeo ;)

Dave dijo...

Cherry:

Los jefes también agradecen que uno se tome su tiempo libre: dice Juan que él quiere ver esos jefes, porque hasta la fecha solo ha visto una fuerte aplicación de la ley de la oferta y la demanda: él ofrece todo su tiempo y el jefe demanda aun más.

Me uno a Juancho en su dolor.

Tere dijo...

Claro David, cuando quieras, te invitas al Juancho y nos vamos por un cafe. Algo muy importante que dijo Cherry fue lo de ganar menos en su actual trabajo que en el que tenia, pero hay que ver que en un trabajo la plata no es lo mas importante, de que te sirve ganarte un monton de plata si la mitad la gastas en pastillas para dormir y la otra mitad en bebidas para estar despierto...

Digale a Juan que todo cambio es para bien, y que aunque al inicio uno esta como: putas, que hice, sera que me equivoque? luego las cosas empiezan a acomodarse y uno se da cuenta de que fue la mejor decision que pudo haber tomado.

Cherry dijo...

Juan esta jodido entonces y el jefe es un desconsiderado. Cuando yo entre aca trabajaba sin dia libre porque me pagaban por hora y la jefa se harto de decirme que agarrara dias libres. ella misma por su propia iniciativa me puso en salario con horario de gobierno para que no me tirara desde la ventana aca del sexto piso, y se lo agradezco en el alma. que se gano la jefa haciendo esto? mi respeto y el hecho de que no salga en carrera en el primer momento en que me ofrezcan un brete. no hay nada peor que un jefe desconsiderado que no sabe valorar a sus empleados. mi consejo? que busque brete, y que antes de aceptar ponga sus condiciones, y que si lo quieren on-call que le paguen por eso

Andrea dijo...

Dave: Juanito debería tomarse unas vacaciones ;)!!!

Dave dijo...

Andrea:

Últimas noticias de Juancho: pidió vacaciones hace varias semanas para disfrutar el fin de semana del 24 de Agosto en un hotel de playa. Todo parecía ir en orden y hoy le dijeron "sorry, ya no te podés ir mañana" aunque ya tenía todo pagado.

Juancho, con el hígado en la mano, está considerando renunciar.